¿Tanto refresco tomo?

26.07.2012 15:50

Por: Patricia E. Garza Vásquez.

Es impresionante saber que lo que nació como un jarabe en 1886 creado por John Pemberton en Atlanta, se haya convertido en algo tan popular como para ser 163 litros al año per cápita  que consumimos los mexicanos –los refrescos-. Desbancando a Estados Unidos de Norteamérica en su primer lugar, ellos con 113,  esto lo reportó recientemente la Food Industry Development Centre Inc (Food Centre) y la Universidad de Yale.

Es decir que $1,793.00 al año por habitante y en México hay 112.3 millones de habitantes en el país según reporta el INEGI en el 2010. Es un país interesante para la industria refresquera. Pero no es punto a tratar aquí, la cuestión es lo que acostumbramos a nuestros hijos a consumir.

El come lo que nosotros le damos, si no lo acostumbramos a consumir verduras la responsabilidad es de nosotros como padres, pero si les damos refresco aquí es dónde perjudicamos su salud y es necesario no tener esas creencias de que si me hace daño pero me gusta mucho.

Cuando vi un video de Frank Suarez autor del libro “el poder del metabolismo” y creador de la dieta 2 X 1, dónde habla de los refrescos  me llamó la atención fue lo siguiente: Un refresco que usted consuma de 12 onzas  lleva 6 cucharadas no cucharitas de azúcar, éste tipo de azúcar que lleva el refresco sea del que sea, mientras sea refresco; sube los triglicéridos, es decir grasa en la sangre, esto provoca el exceso de peso y por lo general mientras más peso más triglicéridos.

No es raro, saber que nos convertimos en el primer lugar en nivel mundial en obesidad infantil y hay que analizar que les damos de comer a nuestros hijos. Me ha tocado ver a madres que compran el refresco y se lo dan en el biberón en los bebés.

Aún recuerdo cuando ciertos jardines de niños deseaban cambiar éstos hábitos alimenticios y nos pedían como padres apoyarlos en lo que mandábamos “de lonche” a los niños. Ya que no había “tienditas” para comprar y al entrar nos revisaban  la lonchera  y me impactaba que los mandaban con un frutsi y un gansito, obvio no lo dejaban pasar y las madres se ofendían e insultaban a  las guías escolares.

A veces no somos congruentes como padres y después nos quejamos de las enfermedades y de la obesidad en nuestros hijos, pero no vemos más allá que la está provocando y cerramos los ojos ante tal situación.

Nada más imagínese que usted le da un vaso de agua con 6 cucharadas de azúcar a su hijo en la mañana, en la tarde y en la noche, ¿qué cree que le hace ésta azúcar a su hijo? Se tiene la creencia que esto causa la hiperactividad en ellos, es decir más activos y dinámicos de costumbre. ¿Será posible esto?  Existe mucha controversia lo cierto es  recomendable que a pesar del verdadero impacto del azúcar en el nivel de actividad de los niños, no se debe de olvidar que el azúcar sigue siendo el principal culpable de la caries dental. Por lo tanto, se debe de limitar el consumo de azúcares procesados en los infantes.

Y esto nos conlleva a que en éste tiempo lleguemos a 163 litros promedio por habitante, tanta enfermedad lo que provoca el consumo exagerado de productos a los que se le denominan como “productos chatarra”  y recuerde lo que una ve comentó César Lozano conferencista motivacional el 94% de lo que el niño aprende es lo que ve. Tomo refresco y no quiero que ellos lo hagan, es una incongruencia, seamos congruentes de cómo educamos a nuestros hijos.

Y con esto puedo concluir: ¿Todo este refresco consumo? Si desea ver más información de Frank Suarez, les dejo el link de lo que habla sobre los refrescos. http://www.metabolismotv.com/category/refrescos/

 

Comentarios a: entre_mujeres@hotmail.com . twitter: @entre_mujeress.